Tras confirmarse investigación contra Bernardino Piñera por presunto abuso sexual: Diputado Raúl Soto emplaza al Gobierno a acelerar proyecto que obliga a sacerdotes denunciar casos de abuso sexual

“Pese a ser una denuncia que data de uno 50 años atrás, es importante esclarecer la verdad y dar señales concretas de que no seremos más cómplices pasivos de los abusos y encubrimientos de la iglesia católica”  

 

Diputado, Raul Soto

Tras darse a conocer la noticia de la investigación previa en contra del prelado emérito de La Serena, Bernardino Piñera, por una denuncia de abuso sexual cometido contra un menor de edad hace más de 50 años, el diputado DC, Raúl Soto, emplazó al Gobierno a acelerar tramitación del proyecto de ley que obliga a religiosos denunciar casos de abuso sexual.  

 El diputado, afirmó que es momento de “esclarecer la verdad de todos los casos de abuso, hayan sido cometidos hace uno, diez o cincuenta años atrás como es este caso”, ya que, “no podemos seguir siendo parte de una cultura acostumbrada a encubrir y casos tan dramáticos como lo es un abuso sexual a menores de edad”.  

 Asimismo, Soto agregó que el obispo debe ser “investigado como cualquier otro involucrado en estos delitos, pese a sus 103 años. No podemos hacer vista gorda en este caso, por su edad o por su parentesco con el presidente, tampoco desvalorizar la denuncia por haber sido hace 50 años, ya que, nada puede desestimar un abuso ni menos a sus víctimas”.  

 

  Actualmente el proyecto de ley que busca incluir en el artículo 175 de Código Procesal Penal la obligación expresa de los sacerdotes a denunciar al Ministerio Público, bajo una sanción penal, cualquier hecho de abuso contra un menor del que ellos tomen conocimiento, se encuentra en espera para ser tramitado dentro de la Comisión de Constitución del Senado.  

 

 “Solicito al Gobierno que pueda dar prioridad a este proyecto, que se acelere su tramitación y demos una señal clara de que vamos a trabajar realmente por cerrar todos los espacios de impunidad, además de garantizar que las denuncias se realicen en forma oportuna y eficiente y, de esa manera, se dé pie a las investigaciones y a las condenas respectivas, para que ningún abusador de niños, niñas y adolescentes en nuestro país quede impune”.