Buscan evitar efectos del cambio climático y sequía en Isla de Pascua

A través de la ejecución anticipada de diversos proyectos destinados a la acumulación de agua, conducción y tecnificación de riego, el Consejo Regional (CORE) de Valparaíso, busca evitar los efectos del cambio climático y sequía en la Isla de Pascua, tal como ocurre actualmente en el territorio continental, con el estado de emergencia agrícola.

Para ello, se constituyó en dicho territorio insular, una delegación de la Comisión de Recursos Hídricos del CORE, encabezada por su presidente, Ivan Reyes Figueroa, además del director regional de INDAP y profesionales del área, con el fin de visitar las obras realizadas en el marco del Convenio GORE – INDAP, cuya VI versión acaba de ser aprobada.

Durante la visita, los consejeros pudieron constatar en terreno y junto a los beneficiarios, los resultados de la intervención que el Gobierno Regional e INDAP han realizado en conjunto, en temas tales como sistemas de acumulación de aguas lluvia y tecnificación de riego para pequeños agricultores, beneficiando directamente hasta ahora a 12 familias, con una inversión de $ 136 millones.

Asimismo, se contactaron con potenciales beneficiarios de la sexta versión del convenio, entre los que se cuentan productores de plátanos, papayas, hortalizas y piñas, cuya producción tiene como destino el consumo familiar y la venta.

El presidente de la comisión, Ivan Reyes, indicó que hay en carpeta 16 obras insulares. “En la isla no existen los canales; ellos acumulan agua de la recuperación de las aguas lluvia. Nuestra idea, como Consejo Regional, es anticiparnos a que en la Isla de Pascua no suceda lo que pasó en el continente, donde por no haber tenido la visión de desarrollar obras con anticipación, hoy no tenemos agua acumulada en la región. Si se hubiesen ejecutado a tiempo proyectos de conducción y tecnificación de riego, a lo mejor no estaríamos sufriendo esta emergencia hídrica”.

A su vez, la consejera regional Elizabeth Arévalo Pakarati, manifestó que “para nosotros es importante que las autoridades regionales conozcan nuestra realidad: la condición de insularidad extrema, un ecosistema frágil, una carga demográfica superada, entre otros temas. En Rapa Nui todavía estamos a tiempo de no sufrir las consecuencias del cambio climático, a través de proyectos como éste, que beneficia además a pequeños agricultores”.

Por último, el consejero regional Iovani Teave Hey, agregó que “la gente de la isla está muy interesada y cada vez demanda proyectos de mayor envergadura de este tipo, principalmente quienes se dedican al cultivo de frutas, como la piña”.